Agua Tónica Paso de los Toros

La HISTORIA del AGUA TÓNICA Paso de los Toros - INVENTO URUGUAYO

¿Te acordás del Agua Tónica Paso de los Toros?

Una bebida que tiene un sabor que no anda con grises, te gusta o no te gusta, así de simple. Es recontra amarga, pero recontra amarga, un refresco que promete sacarte la sed.

Si sos uruguayo o argentino seguro que la reconoces.

La creó el uruguayo Rómulo Mangini, y no, no inventó el agua tónica, pero sí se dio a la tarea de crear una que fuera mejor que la original, Mangini lo intentó una y otra vez y al final lo logró! Por eso hoy te voy a contar la historia del Agua Tónica Paso de los Toros.

Rómulo Mangini tenia conocimientos en química y decide instalar una pequeña embotelladora de refrescos en 1924, en ese lugar hay un manantial así que tiene abundante agua natural, dos años después, en 1926 empieza a producir sus primeras gaseosas.

Mientras su negocio sigue creciendo ve que una exitosa bebida originaria de Gran Bretaña es importada a Uruguay y llama cada vez más la atención en nuestro país, por lo que su amigo José Jones, un inmigrante inglés, exquisito catador de agua tónica, lo desafía a encontrar la fórmula. ¿Por qué lo desafía? Ni idea. Mangini le responde a Jones que no sabe la fórmula y Jones le contesta que él sí sabe, pero lo que no sabe son las proporciones.

Así que Mangini se pone manos a la obra y pasan unos años de idas y vueltas en que le pide a su amigo Jones, el sommelier del agua tónica, que use su exigente paladar para dar su veredicto en cada una de sus visitas.

Un día Mangini da con la tecla y en 1929 Jones y su predilecto paladar dan su visto bueno, la fórmula supera a todas las importadas, nace el Agua Tónica Uruguaya, una mezcla de agua de manantial con cáscara de naranja y quinina. La llama Paso de los Toros en honor a su pueblo, aunque primero la había llamado “Príncipe de Gales”, pero se dio cuenta que era un nombre de mierda, recapacitó y ahora si la llamo “Paso de los Toros”.

La fórmula es conocida sólo por Mangini y un empleado, pero esto sólo en teoría porque ya todo el pueblo sabe que la Tónica es elaborada con Quinina como todas las Tónicas (obvio) y también con ralladura de naranja, porque Mangini contrataba a mucha gente del pueblo para rallar naranja, las rallaban a mano con ralladores parecidos a los de cualquier cocina. Usaban sólo la cáscara y regalaban las naranjas peladas a todo el pueblo que las comía gratis. Pero, para muchos, el verdadero secreto de la fórmula está en el agua que se extrae del pozo de la fábrica.

Tras dar con el clavo, Mangini empieza produciendo pequeñas cantidades y gana popularidad en el pueblo, hasta que llega a la capital del país, Montevideo. Este éxito le exige expandir la fábrica, un problemón porque Mangini no tiene dinero suficiente para ampliarla y poder abastecer la creciente demanda, lo que le obliga a asociarse con otros. Le propone asociarse a los distribuidores de Montevideo, pero estos le dicen que esa bebida es un asco, que parece agua sucia y que no va a llegar a nada, un bajón.

Pero Mangini es perseverante y en 1947 consigue el capital que necesita y se suman dos socios de Durazno; Adolfo Caorsi y Frank Marshall, desde este momento nace la Sociedad Anónima Agua Tónica Paso de los Toros, al mismo tiempo empiezan a vender acciones en el pueblo a diez pesos cada una. Y así fue que la pequeña fábrica llegó a tener casi cien personas trabajando.

Y todo iba bien en la vida de Mangini, hasta que todo empezó a ir mal…

Cuando Mangini vendió las acciones se mandó terrible macana porque vendió más de la mitad de su empresa.

Un día llegan a Paso de los Toros los representantes de la gigantesca compañía de la Pepsi Cola y empiezan a ofrecer guita por las acciones de la fábrica, un quilombo, todos los que habían comprado sus acciones ahora las están buscando por todas partes para venderlas, Pepsi las paga recontra bien así que todos quieren venderlas.

Para 1955 la embotelladora es comprada por PepsiCo casi, casi en su totalidad y con ello la fórmula de la bebida, eso es un golpe muy jodido para Mangini que a la larga queda fuera de la empresa y termina muriendo dos años después. Finalmente PepsiCo compra hasta la última acción.

¡SI! ¡El imperio ganó una vez más!

Y la familia de Mangini termina vendiendo su parte, pero, pero, pero, puso como condición que se mantuviera su denominación original “Agua Tónica Paso de los Toros”.

Después de la muerte de Mangini, PepsiCo cierra la fábrica de Paso de los Toros y la tónica es fabricada sólo en Montevideo.

La bebida ya no sería la misma porque ya no usa lo que para muchos era el ingrediente principal, el agua de pozo, pero a PepsiCo le importa un carajo si al final la historia le da la razón, la bebida es un éxito abrumador, el Agua Tónica Paso de los Toros conquista el 95% del mercado argentino y en Uruguay acapara prácticamente el 100% del mercado.

Hoy en la ciudad de Paso de los Toros recuerdan a Rómulo Mangini con muchísimo orgullo, un hombre nacido en la capital, de corazón isabelino que dejó su huella en la historia de nuestro país.

Así que, como ven esta es otra historia uruguaya de sabor agridulce, para muchos fue una historia con final amargo como la propia agua tónica y para otros no. En lo personal la veo como una historia de éxito.

Y para vos ¿dulce o amargo JC?